jueves, 23 de julio de 2009

Smashing Pumpkins - To Sheila (Traducción al español)


Avalon: Isla legendaria de los celtas. Representada como un paraíso terrenal, en los mares del oeste, hacia los cuales el rey arturo y otros héroes fueron llevados a su muerte.

Sí Billy Corgan hubiera sacado a la luz el material del Adore unos cinco o siete años después de cuando lo hizo; aún si lo hubiera sacado a la venta el año pasado, hubiera alcanzado una aceptación y el éxito inimaginables, que por mucho superarían sus esfuerzos en Zeitgeist, y en determinado caso, harían a sus viejos fans perdonarle la falta de trascendentalidad de la que sufrió su último intento por regresar al mercado musical. Porque desgraciadamente es un mercado.

No es que todo lo que haga el viejo Willie esté mal por principio, no quiero decir que los mejores tiempos de la banda pasaron y que entonces cualquier cosa es mejor que la realidad actual que vive el más identificable rapado del rock. No. Lo que quiero decir es que ese disco, Adore, está por mucho adelantado a su época. Fue un fracaso en sus tiempos, porque el público, incauto, aún incapaz de apreciar-la mayoría, no todos- una obra de tan extraña forma, no estaba preparado para cambios de tales magnitudes y de las consecuentes diferencias que el disco novedad mantenía con los trabajos pasados de los Smashing Pumpkins. Adore, el disco que para muchos es el comienzo del declive de la fama y éxito de la banda de Illinois. Una desgracia de ventas, una joya de la música contemporánea.

Aún hoy me molesta que nunca se haya reconocido como debía el trabajo de Billy en la entrega conocida como Mellon Collie and the Infinite Sadness, para aunar en la mala suerte o el destino trágico de la banda que me hace sentir triste e inconforme. No hay justicia si un hombre produce una obra tan increíble y pasa por la Historia como un éxito, o un álbum con un par de éxitos y una aceptación regular del público. Ah, pero eso sí, todos conocen 1979 y todos serían capaces de identificar esa tonada, esa octava que se desliza por la guitarra creando los más hipnóticos intervalos jamás escuchados hasta entonces, que envuelven en una atmósfera de tranquilidad y de reconciliación. William se merece una mejor posición en la historia de la música, a pesar de sus excentricidades (por dios, John Lennon estaba obsesionado con Jesucristo de una forma enfermiza hacia los últimos años de su vida: ¿acaso es influyó en su fama desacreditándolo como artista? No. Y es que el universo no es justo, lo asevero con toda seguridad. Sino, las tragedias griegas y romanas no hubieran tenido razón de ser. La injusticia... that bitch!

Malditos sean estos tiempos despiadados de producción industrial, de reparto sintético de felicidad al vapor y al alcance de cualquier drogo que los quiera sentir en sus carnes por un tiempo; el tiempo justo y necesario antes de que decida que la ideología que solía tener, sus gustos, valen para nada y decida cambiar de ropa interior junto con sus convicciones.

Maldita sea la enajenación que con su inseparable aliada -la indiferencia-, cobran vidas de inocentes todos los días, ante la impavidez de los observas, que no hacen absolutamente nada, y que aspiran a convertirse en una piedra con recepción de tantos y tantos canales. Malditos tiempos, ojalá este maldito neoliberalismo acabe de hundirse bien en lo hondo del mar, como las lágrimas de los desaparecidos y los ídolos al carbón, ojalá que un día toda esta basura que nos estan echando encima y de la cual -en la cima del cinismo- nos están responsabilizando las grandes empresas, se hundan en otra dimensión, una hecha para los ambiciosos, para los belicosos y para todos aquellos que con su cabeza hueca deambulan por el mundo buscando la manera de comercializar la vida. You bastards! This is my fkng life!! Not for sale! nor for your wealthy laughs!

Son tiempos extraños, llevo diciendo un buen rato a todo el mundo, leo a Murakami para dormir y me pongo a pensar en tantas cosas que parece que todo está desconectado. Ojalá de algo sirvan mis esfuerzos por restablecer un poco los lazos de comprensión entre los seres humanos. Por eso la importancia crucial de la comunicación. No se si el héroe del manga de Masashi Kishimoto logre un día romper la maldición que impide a los pueblos vivir en paz... por lo menos en su mundo. Sí... hay muchos que todavía creemos en la paz y en un futuro... un futuro que cada día se nos presenta en sus diversas formas como una posibilidad. Que cada quien tome partido, son tiempos para elegir, si vamos rumbo a la catástrofe o nos detenemos a tiempo, si cambiamos el rumbo de la locomotora. No es sólo salvar la tierra como quien se salva de un incendio, es salvarnos a nosotros mismos de nuestra propia maldad. Y nadie, absolutamente nadie más que nosotros podemos salvarnos, eso es lo único que sé hasta ahora. Lo siento dios, te dejo fuera de la jugada por cuestiones pragmáticas -sin rencores, ¿verdad?


To Sheila

Twilight fades..
through blistered Avalon.
The sky's cruel torch
on aching autobahn
into the uncertain divine
we scream into the last divine.

You make me real,
you make me real,
strong as I feel,
you make me real.

Sheila rides on crashing nightingale
intake eyes leave passing vapor trails
with blushing brilliance alive
because it's time to arrive

You make me real,
you make me real,
strong as I feel,
you make me real.

Lately I just can't seem to believe.
Discard my friends to change the scenery.
It meant the world to hold a bruising faith.
But now it's just a matter of grace.

A summer storm graces all of me.
Highway warm sing silent poetry.
I could bring you the light.
And take you home into the night...

You make me real
lately I just can't seem to believe
you make me real
discard my friends to change the scenery
strong as I feel
it meant the world to hold a bruising faith
you make me real
but now it's just a matter of grace





Para Sheila
El crepusculo se desvanece,
sobre la burbujeante Avalon.
La cruel antorcha del cielo,
sobre la triste autopista
hacia la divinidad incierta.
Gritamos en el último bastión de lo divino.

Tú me haces real,
tú me haces real,
fuerte, como me siento.
Tú me haces real.

Sheila monta sobre un ruiseñor que se estrella.
Ojos que penetran dejan a su paso rastros de vapor,
con una ruborosa brillantez viva;
porque es tiempo de llegar.

Tu me haces real,
tu me haces real,
fuerte, como me siento.
Tu me haces real.

Últimamente, no puedo fingir creer
descarto que mis amigos cambien el paisaje.
Significa para el mundo aguantar una dolorosa fé,
mas ahora, todo es sólo un asunto de gracia.

Una tormenta de verano me adorna completo.
La cálida carretera canta una poesía silenciosa.
Yo podría traerte la luz,
y llevarte a casa de noche.

Tú me haces real.
Últimamente no puedo aparentar creer.
Tu me haces real.
Descarto que mis amigos cambien el paisaje.
Fuerte, como me siento.
Significa para el mundo aguantar una dolorosa fé.
Tu me haces real.
Mas ahora todo es sólo un asunto de gracia.

2 comentarios:

WArtwork dijo...

EnaJenación. La mejor traducción y análisis que he encontrado por internet. Gracias.

Esteban Hdz. III dijo...

Un placer, que bueno que te haya gustado.